fbpx

Los recuperadores de calor permiten recuperar parte de la energía del aire de ventilación del interior de una estancia o local, mediante un intercambiador que pone en contacto el aire interior que se extrae con el del exterior que se introduce, sin que se mezcle el aire de los dos circuitos. Conozcamos un poco más de estos equipos.

Recuperadores de calor kosner
Los recuperadores funcionan de forma diferente según la estación del año. En invierno funcionan calentando el aire frío del exterior, mientras que en verano enfrían el aire caliente del exterior, disponiendo además de unos filtros que reducen el nivel de contaminantes y mejoran la calidad del aire.

La normativa actual exige un sistema de ventilación para mantener la calidad del aire ambiente, en las viviendas residenciales y especialmente en locales comerciales o industriales. El equipo efectúa la renovación del aire interior por aire exterior recuperando la energía contenida en el aire interior, haciendo que las condiciones del aire exterior sean neutras respecto al ambiente del interior del local. De este modo se mantendrá la calidad del aire interior a la vez que se consigue reducir considerablemente el consumo energético.

Recuperador de calor Kosner KRC-DP
Recuperador de calor Kosner KRC-DP

Los equipos suelen estar diseñados en forma de cajas con ventiladores y recuperadores de calor en el interior. En las entradas y salidas de aire dispone de filtros adecuados a la calidad del aire e introducen el aire en el local con características prácticamente neutras con respecto al ambiente interior. Estos equipos llevan un control para permitir el refrescamiento gratuito nocturno (by-pass) y en algunos casos controlan los niveles de humedad de los locales.

Tipos

El porcentaje de recuperación de calor se suele situar por encima del 74% de la energía (ERP 2018), aunque actualmente ya se emplean recuperadores con tasas superiores al 90% de recuperación del calor que se perdería en un sistema de ventilación mecánica con flujos de aire de admisión y extracción independientes. De este modo se pueden disminuir las cargas de climatización en las instalaciones en hasta un 40%.

Existen varios tipos de intercambiados de calor:

  • Flujo cruzado. Alcanzan una eficiencia de entre el 50% y el 85 %
  • Flujo paralelo. Pueden superar el 90% de eficiencia
  • Flujo rotativo. Alcanzan una eficiencia de entre el 70% y el 85 % aproximadamente

Ventajas

  • Mejora de la calidad del aire ambiente gracias a las etapas de filtrado
  • Mejora de la eficiencia energética gracias a la etapa de recuperación de calor.
  • Mejora de la eficiencia energética gracias a la posibilidad de ventilación nocturna.
  • Ahorro económico al disminuir las cargas de climatización.
  • Posibilidad de ajustar la calidad del aire a las necesidades del usuario (concentración de CO2, eliminación de polen, etc)
  • Versatilidad para funcionar tanto en verano -enfriando el aire que entra- o invierno -calentando el aire.
  • La ventilación mecánica controlada (VMC) permite mejorar la calidad del aire y ahorrar energía en los sistemas de climatización, mejorando el confort de los usuarios. Es el complemento perfecto para los sistemas de calefacción y climatización en los modernos edificios.
  • Adaptación. Permiten su implantación con equipos de alta eficiencia energética y junto con energías renovables. Existen numerosos modelos adaptados a su uso doméstico, comercial o industrial con mayor o menor capacidad y rendimientos en función de cada espacio.