fbpx
Operario revisando aire acondicionado covid-19

El Ministerio de Sanidad con el objetivo de evitar la propagación del Covid-19 en espacios y locales públicos con ventilación o climatización mecánica, ha publicado una guía con varias recomendaciones. En la redacción de la guía han participado diferentes asociaciones del sector: ATECYR, AFEC, FEDECAI, SESA, AEA, CNI y CONAIF.

La guía coordinada por técnicos del Ministerio de Sanidad, del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), bajo el título de “Recomendaciones de operación y mantenimiento de los sistemas de climatización y ventilación de edificios y locales para la prevención de la propagación del SARS-Cov-2” está dirigida a los profesionales del sector.

Estas son las 17 recomendaciones que se citan en la guía:

1. Renovación del aire. Se recomienda un mínimo de 12,5 litros por segundo y ocupante. Está comprobado que el riesgo aumenta en el interior de edificios con poca ventilación, por eso es necesario que el aporte de aire exterior sea el máximo que permita el sistema o en su defecto, reducir el número de ocupantes.

2. Verificación de Caudales. Es aconsejable también que se verifique que los equipos encargados de la renovación del aire trabajen en sus condiciones nominales de diseño. También será necesario comprobar que las posibles pérdidas de carga, especialmente internas al sistema, sean las mínimas.

3. Modificar el control para aumentar la ventilación. Si el sistema dispone de control específicos de calidad de aire, se recomienda desconectarlos dando prioridad al uso continuado y a máximo caudal del sistema (sin horario.) Por ejemplo, el uso debería ser así en horario laboral: caudal máximo durante dos horas antes/después de la apertura/cierre del centro de trabajo. Resto de días, bajo caudal, pero nunca por debajo del 25% del caudal de aire nominal.

4. Reducir o eliminar la recirculación de aire en los equipos. Si se dispone de unidades de tratamiento con recirculación de aire, se recomienda cerrar las compuertas de recirculación trabajando con aire exterior.

5. Recuperadores de calor. Hay que comprobar si existen fugas y by-pass de partículas de aire de extracción al de impulsión. Si las hubiera habría que sellarlas.

6. Extracción de aseos en continuo. Si hubiera una zona de extracción dedicado para la zona de aseos o vestuarios, se recomienda mantenerlos en funcionamiento todos los días de la semana. 24/7. En el caso de existir ventanas practicables, se recomienda no abrirlas.

7. Aumento de la ventilación natural. Está demostrado que la renovación de aire por ventilación cruzada, baja las tasas de contaminantes en las estancias, así que siempre que se pueda, se recomienda ventilar de forma regular.

8. Temperaturas de consigna habituales. No se recomienda cambiar los puntos de consigna de calefacción ni refrigeración. Los estudios no son claros en este punto y no aseguran la no permanencia del virus en altas temperaturas.

9. Humedad relativa en los valores habituales. Los rangos reglamentarios en vigor (30 a 70% de HR) se consideran adecuados, así que hay que mantenerlos.

10. Unidades Terminales con Recirculación de aire en instalaciones dotadas de ventilación exterior. Se recomienda en la guía que los ventiladores de las unidades interiores, tipo fancoils, de expansión directa, tipo splits, etc. funcionen de manera continua cuando los locales estén ocupados. Deberán estar en funcionamiento también con el horario de los sistemas de ventilación mecánica.

11. Sistemas de filtración y purificación del aire. En el caso de no poder tener una ventilación satisfactoria, se aconseja el uso de unidades portátiles equipadas con filtros de alta eficiencia HEPA. La guía también desaconseja los equipos basados en la generación de ozono donde haya presencia de personas y el uso de lámparas UV-C.

12. Mantenimiento preventivo. Antes de volver a abrir el local, es necesario realizar una revisión general de la instalación de climatización. Además de realizar una limpieza de rejillas, difusores, filtros y baterías.

13. No es necesario la limpieza de conductos. Si se han seguido todas las recomendaciones que recoge la guía del Ministerio de Sanidad, no es esperable que haya SARS-COV-2 en los conductos.

14. Revisión y limpieza de filtros de aire. Si los filtros tienen una carga excesiva o son filtros colmatados, es necesario reemplazarlos.

15. Revisión y limpieza de unidades de impulsión y retorno. Será necesario reforzar el mantenimiento de los climatizadores, poniendo especial hincapié en: verificación de la estanqueidad de las unidades y secciones que la componen, verificación de presiones y caudales nominales de la unidad y limpieza de equipo y componentes.

16. Incrementar las medidas de protección de los mantenedores. Todas las recomendaciones detalladas deberán realizarse según las medidas de seguridad establecidas, poniendo especial atención en el cambio de filtros, ya que puede ser ahí donde más trazas contaminantes puedan existir.

17. Actuaciones ante un posible positivo de contagio. En el caso de sospecha, se deberá ventilar el espacio de trabajo donde haya estado la persona contagiada durante al menos 4 horas y después se pasará a realizar las labores de desinfección.

Estas recomendaciones pueden suponer un alto consumo energético, por lo que será necesario comprobar rendimientos, hacer un buen seguimiento más cercano de los consumos y en la medida de lo posible seleccionar un equipamiento que ofrezca mejores garantías de eficiencia energética, siempre con el respaldo de un asesor técnico.

Copyright Kosner® 2020