fbpx

climatizacion portatil

Cuando nos decidimos a instalar un equipo de aire acondicionado en nuestra vivienda, una de las opciones que se suelen barajar es la de instalar un equipo de aire acondicionado portátil en vez de un split convencional.

Hay varias razones que suelen llevarnos a barajar este tipo de equipos:

1. La vivienda es de alquiler y se quiere disponer de un equipo que luego te puedas llevar.

2. Utilizas la casa solo unos meses y no te compensa invertir en un equipamiento permanente.

3. Deseas tener la posibilidad de climatizar varias estancias sin que en todas ellas sea necesario contar con una instalación fija.

Sin embargo, más allá de estas cuestiones, es muy importante tener presentes cuáles son nuestras necesidades de climatización. Ya que dentro de los propios dispositivos portátiles hay grandes diferencias de rendimiento y prestaciones.

El aire acondicionado portátil es un producto que ha evolucionado muchísimo en los últimos años, incorporando grandes innovaciones. Sin embargo, aún a día de hoy, sigue lastrando una serie de mitos que proceden de lugares comunes o del desconocimiento de los avances tecnológicos.

Vamos a repasar 3 de los principales mitos.

1. El aire acondicionado portátil no consigue realmente enfriar una estancia

Dejarse llevar por el precio puede provocar sorpresas desagradables, ya que podemos encontrarnos con que hemos adquirido un equipo que no cuenta con las adecuadas prestaciones.

Pero si adquieres un dispositivo de calidad y con una potencia adecuada para la estancia que quieres climatizar, ten por seguro que cumplirá con su función.

Por ejemplo, el modelo de Kosner KST-12PLUS tiene una potencia de refrigeración de 3.500W y 12.000 Btu/h. Unas prestaciones que pueden dar servicio a estancias de hasta 30 metros cuadrados.

2. Los sistemas portátiles hacen mucho ruido

Si bien es cierto que los equipos portátiles antiguos hacían bastante más ruido que los fijos, hoy día se ha conseguido reducir el nivel de ruido hasta niveles sonoros que son muy soportables por las personas (por debajo de 55 decibelios).

3. Un equipo portátil gasta mucho

Otro de los aspectos objeto de crítica es que consumen mucha electricidad para el resultado que se obtiene con ellos. En este aspecto también se ha evolucionado, y nos encontramos con que los dispositivos modernos, como los portátiles Kosner, alcanzan la calificación energética A e incluso A+, lo que nos garantiza un consumo eficiente.


Como acabamos de ver, los factores de movilidad, provisionalidad… suponen la gran propuesta de valor del aire acondicionado portátil. Sin embargo, en su elección se deben valorar también aspectos relacionados con su funcionamiento y rendimiento.

Lo más importante es que reflexionemos bien sobre nuestras necesidades y las condiciones del espacio o espacios a climatizar. Por eso, como siempre, lo mejor es ponerse en manos de un experto que nos ayude a decidir. Así seguro que no nos equivocaremos.