fbpx

El aire es un vehículo de transmisión de microorganismos por lo que los procedimientos utilizados para disponer de un aire limpio son de capital importancia, sobre todo en espacios críticos que necesitan un ambiente bacteriológicamente limpio.

climatizacion_quirofanos

Los quirófanos son uno de esos espacios que requieren de unos niveles de exigencia y control máximos. En ellos, los sistemas de climatización y ventilación deben facilitar el desarrollo de las actividades de los profesionales y constituir una parte importante de la asepsia del ambiente evitando la transmisión aérea de las infecciones por unas inadecuadas condiciones de humedad o temperatura.

¿Cuáles son los objetivos de un sistema de climatización de un quirófano?

1. Asegurar y limitar los niveles de posible contaminación de gérmenes en la mesa de quirófano y mesa de instrumental (zonas de protección).

2. Circular el caudal de aire necesario entre los distintos locales

3. Limitar la concentración de gases anestésicos y otros contaminantes en las zonas de ocupación.

4. Mantener las condiciones, tanto de climatización como higiénicas y de ventilación necesarias en todo momento. Compensando las cargas térmicas y la evacuación de sustancias contaminantes

Y es que dentro del quirófano se debe garantizar una calidad de aire que mantenga una concentración de gases anestésicos y otros elementos presentes, a unos niveles tales que se garantice la seguridad del paciente. Es decir, aunque estén presentes su concentración no debe ser un problema para la salud del paciente.

Para garantizar la calidad de aire disponemos de 3 etapas de filtración y además se debe aportar un mínimo de 1.200 m3/h de aire de impulsión dentro de la sala de operaciones. También se tiene que garantizar la difusión del aire de forma homogénea para mantener las concentraciones de contaminantes en una proporción adecuada.

La concentración de gérmenes en el quirófano la determina el higienista en función de parámetros como el tipo de intervención, duración de la misma, programación diaria, nº de personas presentes y condiciones del paciente.

Por último, en la actualidad, para garantizar el arrastre de contaminantes se disponen rejillas de flujo rotacional que hacen que el aire se mezcle en todo el quirófano. Para evitar mezclas de aire entre zonas críticas, es conveniente que los quirófanos tengan acceso a la zona de sucio mediante esclusas para eliminar cualquier tipo de contraflujos no deseados y garantizar la no afluencia de aire de esas zonas hacia el quirófano.