fbpx

Split

En Kosner siempre recomendamos que la colocación de cualquier equipo de aire acondicionado sea realizada por instaladores profesionales autorizados. Su cualificación y experiencia asegurarán que el proyecto se ejecute en las mejores condiciones y con garantía. De hecho, nosotros trabajamos exclusivamente a través de ellos.

Que te instale el equipo un profesional, además de ser vital para el correcto funcionamiento, también es un requisito porque existe una normativa de manipulado y tranporte del gas refrigerante (gases fluorados) para lo cual se requiere un carnet y una autorización que solo disponen los profesionales.

Sin embargo, también es interesante que como usuarios tengamos unas nociones básicas de instalación que nos ayuden a comprobar que el trabajo se ha hecho correctamente.

Por eso, os damos algunas claves que se deben tener en cuenta a la hora de instalar un split de aire acondicionado, que es lo que se coloca en la mayoría de los hogares.

Una primera cuestión es la distancia entre la unidad interior y exterior. Lo conveniente es que los dos elementos se encuentren a la menor distancia posible para que la longitud de las conducciones no afecte al rendimiento de los aparatos. Pueden colocarse hasta a 20 metros una de otra, pero cuantos menos metros, mejor.

En cuanto a la unidad interior, es oportuno que se ubique a cierta altura porque el aire frío desciende, y así nos aseguraremos que le dé tiempo a extenderse por la estancia. Hemos de buscar la pared más larga y colocar el equipo en posición equidistante de las esquinas para favorecer un reparto homogéneo por la habitación.

Es importante situarla en un lugar que no reciba luz directa del sol y tampoco debe colocarse sobre los espacios en los que se acomodan las personas.

Si recibes de lleno la corriente de aire, tendrás rápidamente una sensación de malestar porque la temperatura baja en exceso en tu entorno inmediato.

Con respecto a la unidad externa, ha de colocarse en una zona ventilada y que no tenga cerca otras fuentes de calor. Lo adecuado es que esté elevada sobre el suelo y que no se halle próxima a ningún otro aparato eléctrico o de telecomunicaciones, porque pueden causar efectos indeseados en su funcionamiento.

En general, tiene que contar con un espacio despejado a su alrededor, por todos los lados, de al menos 15-20 centímetros. Mejor si la ponemos en un lugar discreto y protegido, que frene la acumulación de polvo y las inclemencias del tiempo. Tampoco debe estar en una zona de paso de personas.

Por otra parte, parece importante recordar que ambas unidades necesitan de una toma de electricidad. Siempre se puede alargar cable, pero tanto por seguridad como por estética es recomendable que tengan su propia toma.

Asimismo, como será necesario horadar la pared para pasar el tubo, hay que cerciorarse de que no haya obstáculos u otras instalaciones en el interior de los muros. Y cuanto más corta y rectilínea sea la conexión a través de la tubería, mayor rendimiento alcanzará el aparato.

E igualmente, hay que señalar que el tubo de desagüe debe montarse en sentido descendente para facilitar el drenaje y evitar posibles averías.

¿Te resultan un poco complicadas tantas consideraciones? No lo dudes y pide que te lo instale un profesional. Ganarás en tranquilidad.