La climatización de chalets o viviendas unifamiliares, de una o varias plantas, ofrece más posibilidades que en un piso.

aire acondicionado para viviendas

No solo podemos instalar soluciones propias del ámbito doméstico, sino que también podemos optar por equipamientos más habituales en inmuebles comerciales o industriales.

La primera premisa que debemos manejar es que a priori no hay un tipo de instalación mejor que otras. Cualquier planteamiento puede ser acertado si responde adecuadamente a las características de la vivienda y a las necesidades del usuario. La gran ventaja es que al tratarse de una vivienda independiente, no está tan sujeta a restricciones como en otro tipo de inmuebles.

En este post consideramos el caso de que queremos acondicionar toda la casa, o al menos, varias habitaciones situadas o no en distintas plantas. En principio, salvo que solo queramos climatizar una estancia, descartaremos la opción de splits individuales para no tener que colocar varias unidades exteriores en las fachadas.

Por eso, las dos principales opciones que cabe tener en cuenta son solución multicombi o una instalación de fancoils. Cuando en Kosner hablamos de  multicombi no solo apuntamos a los split, una de las posibles alternativas. Nos referimos a la instalación con gas refrigerante en la que con una sola unidad exterior podemos disponer de hasta cinco unidades interiores.

aire acondicionado domestico

Según el despliegue interno dentro de la vivienda, estas unidades pueden ser split de pared, climatización por conductos, cassette de techo, dispositivos suelo-techo o consolas de doble flujo.

En ese sentido, no tiene tanta importancia el hecho de que, por ejemplo, se usen conductos o splits. La decisión depende de si es factible hacer una instalación de conductos con falso techo, algo que dependerá de las condiciones de construcción de la vivienda.

Si no es posible instalar un sistema de conductos, optaremos por los split o por otro tipo de unidades. O incluso, podemos combinarlas.

En cualquier caso, todas ellas cuentan con tecnologías avanzadas como el inverter o la posibilidad de aislar el funcionamiento por estancias para que el consumo de energía sea eficiente. El instalador nos dirá cuál es la combinación más adecuada.

Por otro lado, también es posible aplicar un sistema que habitualmente es usado para plantas industriales, establecimientos hoteleros o edificios residenciales. Se trata de los fancoil, procedimiento de refrigeración basado en agua.

Al igual que en una solución multicombi de gas refrigerante, la unidad fancoil puede ser un split, consola, cassette o por conductos. La diferencia está, como hemos señalado, en que el proceso de climatización, frío o calor, se consigue a través del agua que llega al equipo a través de un circuito proveniente de una fuente central de calefacción o refrigeración.

Por ejemplo, una enfriadora o bomba de calor para poder climatizar la vivienda, que dé servicio en agua fría para refrigeración o en agua caliente para calefacción.

Cada unidad fancoil, de modo análogo al radiador de calefacción central que todos conocemos, puede gestionarse individualmente, sin necesidad de colocar ningún dispositivo adicional de control de temperatura. Asimismo, el sistema es apto tanto para refrigeración como para calefacción. Basta con que el circuito sirva agua caliente o fría al equipo, según la estación del año.