aire acondicionado kosner por conductos o multicombi

Cuando nos planteamos poner aire acondicionado en toda la casa, surge la duda sobre qué equipamiento es el más adecuado, si una instalación por conductos o una solución multisplit o multicombi.

Vamos a darte algunas claves que te ayuden a elegir a partir de las recomendaciones que te haga un técnico autorizado.

La primera idea que debes tener clara es que un sistema no es  mejor que el otro. Con ambos puedes conseguir un confort satisfactorio en todas las estancias de la vivienda y controlar individualmente la temperatura en cada una de ellas.

En términos generales, no existen limitaciones en cuanto a potencia, eficiencia energética o nivel de ruido. Todos los dispositivos presentan características similares, por lo que la calidad y la tecnología no son una barrera en ninguna de las dos opciones.

Sin embargo, sí existen circunstancias de partida que pueden aconsejarte optar por una u otra. Por ejemplo, si estás ejecutando una obra nueva y tienes la posibilidad de incluir una preinstalación de tuberías, quizá el aire acondicionado por conductos sea el más adecuado.

Con una sola unidad interior podrás climatizar todas las habitaciones, ya que el aire se distribuirá a través de los conductos. Además, la unidad quedará escondida en el falso techo del cuarto de baño, lugar donde habitualmente se colocan estos dispositivos.

En el resto de las piezas solo habrá rejillas de salida de aire y termostatos (estos últimos en el caso de que decidas que cada estancia cuente con un control individual de la temperatura, algo que es muy recomendable para ganar en confort y eficiencia).

Con todo ello, evitas el impacto visual de los split. Aunque hoy día su diseño se integra perfectamente en la arquitectura interior de la vivienda, una simple rejilla pasa mucho más desapercibida.

Si, por el contrario, quieres colocar climatización en una casa ya terminada, ten en cuenta que será necesario modificar el techo para poder ubicar los conductos.

Hay ocasiones en que esta obra no es posible porque no hay altura disponible para crear falsos techos. Y en todo caso, implica una obra de reforma importante, no solo por coste sino por los trastornos que puede ocasionar a los habitantes.

En estas circunstancias, puede ser más recomendable elegir una solución multicombi o multisplit, en la que con una sola unidad exterior pueden colocarse hasta cinco unidades interiores, un número suficiente para poder climatizar las partes principales de la mayoría de los hogares.

A diferencia de la versión de conductos, solo es necesario colocar tuberías de reducido diámetro que van desde la unidad exterior a las interiores y que pueden disimularse fácilmente.

Por defecto, con los multisplit se climatiza cada estancia de manera individual y se puede sacar más partido de la gestión de la unidad de aire acondicionado en aspectos como la orientación de la salida del aire o el control del flujo.

En cuanto al mantenimiento, cada opción presenta sus ventajas e inconvenientes. En el aire por conductos solo tendrás que ocuparte de cuidar una unidad interior y otra exterior.

En la opción multicombi, habrá que mantener además cada uno de los esplit. Sin embargo, según el tipo de averías, en una instalación por conductos a lo mejor es necesario levantar los falsos techos y puede causar más trastornos.

Por eso, es importante que en la climatización por conductos se instalen los elementos clave en zonas completamente accesibles que no obliguen a hacer obra cada vez que hay que arreglar o revisar los dispositivos.

La conclusión principal es que los dos sistemas son igualmente válidos. La decisión responderá sobre todo a las características de la vivienda y, en menor medida, a las preferencias estéticas del propietario.

Y finalmente, déjate guiar por tu instalador, que es quien te dará la recomendación más adecuada tras examinar tu casa y valorar la solución más adecuada para ti.