fbpx

Aire acondicionado comercios

Siempre que hablamos de instalaciones de aire acondicionado, hablamos de profesionalidad. Y esta máxima, es más importante si cabe cuando se trata de proyectos como los que vamos a comentar en el artículo de hoy: los sistemas de climatización para  locales comerciales.

Este tipo de instalaciones no solo suelen tener una mayor envergadura que lo que suele ser una instalación al uso de equipos domésticos, además tienen una gran particularidad: están sujetos al Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE).

Una reglamentación estricta, tanto desde el punto de vista de la edificación como de la protección del medio ambiente, que regula aspectos relativos al diseño, instalación y mantenimiento de las instalaciones de climatización.

 ¿Qué aspectos se deben tener en cuenta?

En primer lugar, todos los locales comerciales han de contar con un sistema de ventilación, natural o forzada. Por sus características arquitectónicas y de interiorismo, lo normal es que la segunda opción sea la más extendida.

Por otro lado, se deben cumplir con las ordenanzas municipales propias de la localidad en la que se encuentren. Y es que puede haber factores como la ubicación en zonas históricas, las normas sobre elementos en fachada y medidas locales de protección medioambiental pueden determinan el tipo de instalación a realizar.

Por ejemplo, debido a las limitaciones que existen para instalar dispositivos en las fachadas, suele ser habitual la colocación de equipos que no requieran unidad exterior, como las centrífugas inverter, o que permitan la ubicación de dicha unidad en espacios no visibles, como las cubiertas o las azoteas de los edificios.

Esta posibilidad requiere equipamientos más complejos, pero que cumplen más fácilmente con todos los aspectos de la normativa.

Y un tercer fundamento clave: la instalación de toda la infraestructura que resulte necesaria realizar para poner en marcha un sistema de aire acondicionado, no debe perjudicar ni a viviendas ni a los locales colindantes.

Y en esto de perjudicar, se incluye el ruido generan los dispositivos instalados mientras están en funcionamiento: no pueden superar los 55 dBA durante el día (desde las 07:00 hasta las 23: 00) y 45 dBA por la noche.

Las opciones de climatización son amplias y variadas, pero el objetivo prioritario de toda instalación debe ser el mismo: la climatización tiene que contribuir claramente al confort de las personas.

 Si logramos crear un ambiente agradable, cálido y acogedor en invierno y fresco y relajante en verano, los clientes permanecerán más tiempo en el establecimiento. Y también conseguiremos que los empleados se sientan cómodos en su trabajo.

Kosner dispone de una gama específica de sistemas de climatización para locales comerciales que se adaptan a cualquier tipo de superficie y que, sobre todo, proporcionan excelentes niveles de confort y eficiencia energética.

Ponte un contacto con un instalador autorizado para que elabore un proyecto a la medida de tu negocio.