fbpx

En muchas ocasiones no nos acordamos de las revisiones de los equipos de climatización hasta que se produce una avería. El mantenimiento realizado por un profesional reduce las averías, aumenta el rendimiento de los equipos y optimiza su consumo eléctrico.

Instalacion-Mantenimiento-Sistemas-Aire-Acondicionado

Elegir un equipo de climatización adecuado a nuestras necesidades es clave, pero realizar un mantenimiento correcto durante su vida útil es casi tan importante como su elección correcta. Si de forma periódica un profesional realiza un chequeo a fondo de los equipos y los pone a punto las ventajas son varias:

  • Menos averías. Contratar un servicio de mantenimiento profesional es invertir en la reducción de problemas y averías en el futuro, ya que el técnico se encargará de mantener en perfecto estado cada uno de los componentes y detectar “a tiempo” posibles puntos débiles de la instalación antes de que se produzca un problema más grave.
  • Mejor rendimiento. En ocasiones los usuarios nos quejamos del mal funcionamiento de los equipos y en la gran mayoría se debe a un mantenimiento inadecuado. Un equipo, por ejemplo, con los filtros o las baterías de condensación sucias, es un equipo con una capacidad reducida, que está ofreciendo un rendimiento muy por debajo del que podría ofrecer en unas condiciones óptimas de mantenimiento. Los equipos con un mantenimiento profesional además suelen tener una vida útil mucho más larga y óptima ya que trabajan en umbrales normales y no realizan “sobre esfuerzos” que en ocasiones terminan en averías más serias.
  • Mejor eficiencia energética. Un equipo con un mantenimiento deficiente o inexistente presenta un rendimiento menor y además necesita consumir más energía para poder cumplir con sus niveles de confort. La eficiencia energética será inversamente proporcional al cuidado que realizamos del equipo.
  • Mayor ahorro. Un mantenimiento correcto de los equipos de climatización afecta y mucho a nuestro bolsillo. En primer lugar evitaremos averías innecesarias y por otro lado, tal y como hemos comentado, los equipos tendrán un mejor rendimiento, ofrecerán unos mayores niveles de confort con un consumo menor de energía lo que también reducirá la factura de electricidad.

Mantenimiento profesional

Los trabajos de revisión periódica y mantenimiento se recomiendan como mínimo una vez año y siempre deben realizarse por personal cualificado. Los elementos eléctricos, la manipulación de termostato o del refrigerante pueden resultar fatales para el equipo y sólo un técnico capacitado debe de manipularlos.

Además, las garantías que tengas sobre el equipo se perderán totalmente si manipulas o intentas realizar la reparación tú mismo o la realiza una persona sin acreditación.