garantia aire acondicionado

Cuando hablamos de garantías del aire acondicionado no debemos pensar solo en las salvaguardas que establece la ley para la venta e instalación de equipos domésticos o industriales.

El concepto de garantía tiene que ir más allá, y comienza por la confianza de trabajar con un técnico acreditado.

No obstante, conviene recordar las principales garantías de las que somos beneficiarios cuando nos colocan un equipo de climatización. Debemos distinguir dos aspectos, el dispositivo en sí y el trabajo de instalación.

En cuanto a los equipos, la normativa establece que el dispositivo y sus componentes deben estar garantizados por un período mínimo de dos años en todo lo que tiene que ver con defectos o vicios originarios (de fabricación). O se repara o se sustituye por uno nuevo.

Obviamente, si el aparato ha sido objeto de uso inadecuado, los técnicos deberán valoran si corresponde o no la garantía establecida, sobre todo seis meses después de la compra. Y no debemos olvidar que el desgaste de piezas o cualquier efecto causado por el uso no es objeto de garantía.

A partir de los seis meses, aunque las piezas sigan estando cubiertas, se pueden cobrar gastos de desplazamiento y mano de obra. De todos modos, la forma de proceder varía según los fabricantes. En el caso de Kosner, ofrecemos dos años de garantía total, por lo que no se cobraría ningún gasto extra.

Aparte, los proveedores de los equipos pueden ampliar el período de garantía para determinados componentes, como por ejemplo, el compresor. En Kosner garantizamos el funcionamiento del compresor por 5 años.

Por otra parte, como hemos señalado, está la garantía del trabajo del instalador. Los instaladores profesionales están obligados a seguir unos protocolos de trabajo, de acuerdo con su acreditación, y quedan obligados a responder de las garantías proporcionadas por el fabricante durante el período fijado.

Una vez extinguido ese plazo, todo trabajo de reparación o mantenimiento está sometido a amparo: tres meses para cualquier intervención sobre equipos fuera de garantía. Luego, toda pieza nueva colocada para sustituir a una estropeada tiene también su propia garantía del fabricante, normalmente no mayor de un año.

Pero como hemos señalado al principio, por encima de las obligaciones legales, la clave de una experiencia positiva en la compra de un equipo de aire acondicionado está en las condiciones de instalación.

Si la colocación ha sido realizada por un técnico acreditado, familiarizado con los equipos y capacitado profesionalmente para instalarlos, tendremos la tranquilidad de que el sistema estará bien planificado y funcionará correctamente.

Y en el caso de que surja algún problema, sabremos que se resolverá satisfactoriamente. A diferencia de otros equipamientos, la climatización exige una formación especializada, tanto por cuestiones técnicas como por seguridad.

Hoy día podemos encontrar muchas quejas en Internet de problemas con el aire acondicionado de cualquier marca en las que la raíz de la avería está en una inadecuada instalación y un defectuoso mantenimiento, circunstancias que ocurren por no confiar el trabajo a un profesional.

Por eso en Kosner solo trabajamos con instaladores y no dejamos de insistir que siempre hay que trabajar con ellos. Todos salimos ganando.