La elección del equipo o sistema de climatización más adecuado es un tema que, de un modo u otro, hemos tratado en varias ocasiones en este blog. En esta misma línea, os traemos esta vez un artículo con el que os ayudaremos a conocer y comparar las principales características técnicas de los diferentes equipos.

Y es que en una ficha técnica de un aire acondicionado encontraremos multitud de palabras técnicas acompañadas de una serie de cifras. Poner en valor lo que nos aporta cada una de ellas, facilita mucho el prever si se adapta a nuestras necesidades.

Los conceptos o tecnicismos principales que nos encontraremos en una ficha técnica de un equipo de aire acondicionado son los siguientes:

1) La Capacidad Nominal o potencia nominal. Es la potencia que demanda un equipo en condiciones de uso normales. Se indica en kW o en kcal/h. En los equipos con bomba de calor, aparece este dato diferenciado tanto para la función FRIO como CALOR. Los equipos que cuentan con el sistema Inverter modulan la capacidad adaptándose a las necesidades de cada momento dentro de los límites de potencia máxima y potencia mínima que suelen venir también detallados en la ficha técnica del equipo de aire acondicionado.

Elegir el equipo más potente no significa que sea el más adecuado. Para conocer la potencia necesaria para un espacio, hay que tener en cuenta diversos factores como su superficie, nivel de aislamiento y orientación. Un instalador certificado, con su experiencia y herramientas de cálculo, es la mejor garantía para acertar con la potencia nominal necesaria.

2) El Nivel Sonoro. Dentro de este concepto nos encontramos con la Potencia Sonora y la Presión Sonora. Ambos son indicadores sobre la intensidad del sonido que emite un aparato y se miden en decibelios (dB). Sin embargo, hay una gran diferencia. La potencia mide el sonido que emite el dispositivo. Mientras que la presión, mide el sonido que llega desde el dispositivo a cierta distancia. Las marcas tenemos la obligación de comunicar siempre la potencia sonora ya que es la real, puesto que no hay una distancia estándar para medir la presión sonora y según se haga a 2,3 o 5 metros, el dato de dB varía muchísimo.

3-4) Los códigos SEER y SCOP sirven para conocer la eficiencia energética del  equipo. Si queremos el sistema más eficiente y con un menor consumo debemos fijarnos en los valores del SEER (eficiencia energética estacional en frío) y el SCOP (eficiencia energética estacional en calor).

Estos indicadores además nos facilitan el cálculo del consumo realizando una sencilla operación:

Potencia del aparato / Valor SEER

(nos dice el consumo para producir aire frío)

Potencia del aparato / Valor SCOP

(nos dice el consumo para producir aire caliente)

 5) El caudal del aire es el volumen de aire que un equipo de aire acondicionado es capaz de hacer circular. Aparece en metros cúbicos por hora. Según la velocidad de funcionamiento que se configure, el caudal será mayor o menor.